Shellac

  • Conciertos
  • Información
  • Playlist
  • Seguidores

Información

ock en estado puro. Del que te asombra aún más en cada escucha. Un rock tenso, cortante, que recibes como un escupitajo en la cara y del que cuesta reponerse. Shellac siempre han sido así. Sin más artificios. Sin trampa ni cartón. Sin épica ni coartada intelectual. Básicos. Como un puñetazo en la boca del estómago. Con Steve Albini (guitarrista, no-productor de algunos de los discos más impactantes que he escuchado en mi vida), Bob Weston (bajista) y Todd Trainer (batería) siempre me da la sensación de estar apelando al tópico físico para describir su música. Pero es que no hay otra manera. Porque los discos de Shellac te pasan por encima como una locomotora fuera de control. Por mucho que hablen de ellos como Math-Rock (rock matemático, sí, como suena), aquí no hay más que mucho sudor y mucha obsesión. Por la rítmica, por la furia, por dejar las guitarras temblando.