CW Stoneking en Fun House, Madrid

  • Información
  • Alojamiento y transporte
  • Seguidores
  • Chat

Información

C.W. Stoneking: reflexiones desde el sur profundo hasta Kanye West Publicado por primera vez en el número 423 de fRoots, invierno de 2018 C.W. Stoneking es un artista para quien a palabra "inesperado" es probablemente la definición mas exacta ¿De qué otra manera describir a un excelente músico de raíces americanas siendo un australiano blanco de cara juvenil? Sorprende tanto a los oyentes primerizos como a los fanáticos de esos sonidos y todo lo que hace contiene al menos un cierto nivel de desconcierto para todo el mundo. Hay multitud de sonidos en la música de Stoneking. Probablemente sea más fácil describirlo como un "artista de blues", pero el término oculta lo que hace que su música sea especial. Hay mucho ahí dentro. Un sonido de blues de antes de la guerra de la década de 1920 es clave, pero hay partes casi iguales de jazz de Nueva Orleans, música de jug-bands, hokum, country y calypso, y recientemente ha incluido elementos de jump jive, early rock and roll y gospel. Su mayor logro es que los reúne a todos sin que nada suene fuera de lugar. Encuentra los hilos que conectan todos estos estilos y los trenza suavemente. Es lo que él valora más que nada: "Realmente está unificando todo. La música, el flujo de la misma, manteniéndola en movimiento, sin puntos muertos. Entonces supongo que tener las letras y el significado que fluye en eso también, ¿sabes? Lograr que todo se teja de una manera que, si no hablas inglés tal vez, aún puedas sentir la melodía o el sonido de las palabras. Si lo hiciera, entonces el significado también fluiría. Supongo que eso es lo que estoy tratando de hacer ”. Cuando muchos en la escena del blues intentan sonar 'auténticos', sea lo que sea esa palabra, es esa unidad de sonido lo que permite que Stoneking lo logre realmente, y lo haga con aparente facilidad. En el pasado, nadie era "solo" un músico de blues, o un músico de jazz o country. Tampoco lo es él. El trabajo de Stoneking nunca puede ser cuestionado; nunca sabes lo que vas a obtener. Después de encantar a su público con guitarras acústicas de salón, guitarras national resonator, banjos tenores y una banda repleta de metales en sus dos primeros álbumes, dejó todo eso para volverse eléctrico con su último, Gon 'Boogaloo de 2014, que se basó en su Fender Jazzmaster y unas voces de acompañamiento doo-wop. Si bien la acústica todavía está en sus planes (su gira más reciente fue en solitario: solo él y un magnífico Epiphone Deluxe de 1937), parece que ha abandonado el banjo para siempre; se le conoce por una lucha ocasional contra el banjo. Cuando trato de preguntarle al respecto, me basta con “Tengo que tener cuidado con lo que digo. La gente se enoja por ese tipo de cosas ". Quizás sus abogados le aconsejaron. Tal vez sea solo parte de su propia leyenda épica y enigmática. La narración de historias es uno de sus mayores poderes. Ese hombre sabe hilar un cuento. Comenzó su vida musical en la escuela secundaria, pero cuando fue preguntado si era un artista de blues en ese momento, dijo: "¡No habría dicho que era un artista de nada, excepto tal vez un artista de mierda!" Parece que nunca ha cambiado realmente. Tiene el aire de un viejo maestro de vodevil, un presentador de carnaval o tal vez un vendedor ambulante. Para 2008, el Reino Unido estaba en medio de un mini boom del blues provocado por los éxitos de Seasick Steve, y una buena historia era muy importante. Cada artista tenía que tener su propio mito de blues, y Stoneking tenía los mejores cuentos de su historia de fondo, rechazando la credibilidad de Steve antes mencionada para la parodia. Lo suyo iba de trabajar durante un tiempo como asistente de un médico brujo en Nueva Orleans, antes de emborracharse y encontrarse en un barco con destino al Congo, que naufraga y aterriza en una playa en Gabón ... fue un saga que se volvió más loca y divagante con cada nueva historia. Estoy seguro de que recuerdo haber escuchado algún tipo de desvarío narrativo hacia una granja de consoladores en un momento. Estas son historias para ser tomadas con pinzas en realidad. Naturalmente, sus canciones son igualmente irreverentes y fantásticas. Sus álbumes están llenos de historias de animales que hablan, mala suerte e innumerables personajes en situaciones desafortunadas en lugares desde la cárcel hasta la selva e incluso el cielo. Probablemente sea fácil decir que un hilo común en la música de Stoneking es su humor. Si hablamos de la autenticidad, es algo que lo hace destacar de los demás. Es sorprendente la frecuencia con la que los músicos de hoy olvidan lo divertida que era mucha de la música de antaño, blues o no. Casi todo su trabajo está empapado en ese humor, ya sean astutas insinuaciones, comedias ridículas o su habilidad particular para largas conversaciones entre amigos ficticios: el hombre tiene todo un panteón de personalidades debajo de su elegante sombrero de fieltro y peinado hacia atrás. En pocas palabras, él no habla en serio todo el tiempo, lo cual es un soplo de aire fresco, para ser sincero. También hace que los momentos en que sea sincero sean particularmente conmovedores: un ejemplo es su sencillo "Charlie Bostock’s Blues", una oda desgarradora a uno de los antiguos compañeros de banda de Stoneking y su trágico final. ¿Cómo hace Stoneking que el mundo sea tan relevante para su propia vida? ¿Cómo impacta Australia en su sonido? No es algo que él haya meditado demasiado, pero su respuesta es una reflexión que lo lleva a divagar sobre la naturaleza de la estética. “Cuando conducía por primera vez en el sur de América, fue la primera vez que me di cuenta del filtro australiana a través del cual quizás estaba escuchando. ¿Sabes que cuando estás soñando despierto escuchas música y sientes que hay un paisaje que emana de la voz de la persona o del sonido de la música? Al escuchar a Charlie Patton o Son House volver a cantar en aquellos viejos tiempos, me di cuenta de que el paisaje de ese mundo interno no era realmente el mundo en el que realmente estaban esos tipos. No era tala de selva, llanuras de inundación y verde, que es en lo que me hizo pensar. Era más como donde crecí: desierto, una especie de árida tierra australiana. En lo que nunca había pensado, y pensé 'eh, podría ser diferente' ". Quizás su música no suena australiana, pero esas experiencias como australiano en el sur profundo de Estados Unidos han conformado su sonido: Esos paisaje más o menos ficticios que escuchó en las voces de los maestros de blues son los que realmente emana de su voz. Y su voz es probablemente la cosa más reconocible de Stoneking. El acento no es del todo suyo (aunque debe esa habilidad a su familia estadounidense), pero cuando habla, es en ese mismo tono suave y lento que acaricia su música. Con otro músico, todo podría parecer algo hortera y desagradable, pero no con Stoneking. Esa voz única suya también tiene la costumbre de surgir en lugares extraños. Realmente, ¿quién mejor para dar la voz aun caballero vegetal, como lo hizo Stoneking junto a Elijah Wood en el encantador cortometraje de dibujos animados, Tome of the Unknown, en 2013? Recientemente se le pudo escuchar en álbum del famso Jack White, “Boarding House Reach” a principios de este año. Tales cosas son inesperadas incluso para el propio Stoneking: sus habilidades con el blues no eran necesarias en este proyecto; su contribución es un poema spoken-word algo oscuro, escrito por White. “Todo fue misterioso. Tenía que vestir de negro y estar en este edificio de aspecto sencillo en un piso determinado en un momento determinado. Habían quitado todas las bombillas y pusieron luces negras. Tenía una hoja con las palabras escritas, y sólo las leía. Realmente no entendí el contenido, es solo que ... estoy hablando de algo que no entiendo completamente, o incluso entiendo parcialmente. Pero él estaba metido en eso, así que era cosa suya. Él me envió el disco justo antes de que saliera y yo dije "Oh, Dios mío ..." Millones de personas van a escuchar esto y va a ser una pista que todos digan "¿qué demonios es esto? ¡Presiona el botón de salir! " Aunque, ¿a quién le importa?" Después de una experiencia tan extraña, ¿alguna vez querría colaborar con otros artistas en su propio trabajo? Su respuesta es inmediata y, como era de esperar, sorprendente: “Kanye West. Sí, me gustaría grabar un disco con él. Es casi el único ". Esa fue una respuesta que quedó un poco en el aire. ¿Le importa explicarse sobre eso? “Simplemente me gusta cómo junta todo, su combinación rítmica de sonidos. Me gustaría darle mi sabor, pero usando sus ideas un poco, ¿sabes? Definitivamente suena sincero, pero cogido con pinzas, como comentábamos antes. ¿Quién sabe realmente lo que le espera a C.W Stoneking? Lo sabé él, tal vez, aunque yo no confiaría en ello. Hubo una brecha de seis años entre su segundo y tercer álbum. Ya han pasado cuatro años desde entonces, y él dice que las ideas para el próximo están comenzando a emerger de la nada. ¿Banda o solo? ¿Eléctrico o acústico? ¿Blues de antaño o alguna otra estrella en esa constelación? ... o ¿Stoneking x Kanye? Ni idea. Todo lo que realmente puede ser seguro es que no será lo que esperas

21:00h

10 nov. 2019

Reportar un error

Alojamiento y transporte

  • Dirección

    Calle Palafox, 8

  • Cómo llegar

    Metro: Bilbao (líneas 1 y 4).